La Aguja Blanca

Nuestro plan (destino) original para el verano del 2008 fue un poco diferente, pero por varias razones el grupo KODIAK (de cual formo parte también) ha decidido ir a los Alpes, con los siguientes objetivos principales: Weisshorn (4506 m), por la arista este y Pizzo Badile, por la arista norte. BusyBee y yo nos hemos acercado a los Alpes desde Barcelona, mientras las otras 9 personas desde Cluj-Napoca, y nos hemos reunido en Randa, en el valle de Zermatt. La primera semana, dedicada al Weisshorn, montamos “campo base” en el camping Attermänze (~1400 m), que esta situada entre los pueblos de Randa y Täsch. Por cierto, un camping muy acogedor, mucho más que la alternativa que había a la parte superior de Täsch.

Attermänze Camping

Attermänze Camping

Sabíamos que la ascensión al Weisshorn es muy larga y técnica, por eso antes de intentarla preparamos una salida más ligera, de aclimatación, al pico Alphubel (4206 m). Detalles en la crónica de BusyBee en el foro CIMA.

Para los que quieren ascender el Weisshorn por la arista este el punto habitual de partida es el refugio Weisshorn (Weisshornhütte en alemán, 2932 m), a 3h-3.5h de nuestro camping. Como desde aquí solo se suele hacer el Weisshorn, normalmente no esta muy lleno y hemos conseguido reservar 9 plazas con un solo día de antelación. Los 2 que no han reservado no querían probar el Weisshorn y se han dirigido hacia el Dom. Aparte, de los 9 que hemos subido al refugio, solo fuimos 7 que planeábamos intentar el Weisshorn.

La previsión para el día del pico era buena, nos acostamos con la idea de levantarnos a las 2h, para salir a las 3h de la madrugada. Después de la cena hablamos con uno de los guías que era allí con un cliente y nos aclaró algunas dudas sobre la ruta. Nos acostamos pronto, preparando fuerzas para el gran día, protegidos del frío de unas nórdicas impresionantes que nos permitían dormir solo con ropa interior. Suena la alarma, abrimos los ojos, pero no hace falta levantarnos… por la ventana podemos observar bien la tormenta que hay fuera, y no cabe duda que no es nuestro día de cima. Ninguno de los guías sale tampoco, y después de una consulta rápida entre todos decidimos dejarlo para el día siguiente. Es difícil volver a dormir, estamos pensando por si el tiempo nos permitirá el día siguiente salir, por si no, tendremos que bajar. A las 5h vemos que sale una cordada de dos, equipados, parece que van a intentar el pico. Fuera el tiempo parece perfecto, se ven las estrellas! Pero pensamos que es muy tarde salir ya, y nos quedamos en la cama hasta las 8h.

Como tenemos un día entero a la disposición, decidimos ir a explorar un poco la primera parte de la ruta, que tendremos que hacer de noche, así el día siguiente iremos mas rápido. Estoy guardando todo en el GPS también, igual nos ayudará. Una vez pasado el glaciar Schali, aproximadamente a 3300 m se entra en una arista lateral, con roca muy friable, que luego llega a la arista principal en el punto conocido como Frühstücksplatz (sitio de desayuno, ~3900 m). Algunos del grupo deciden guardar fuerzas y dan la vuelta, somos 5 que continuamos. Hay un trozo de 20 m donde aseguramos con cuerda, luego vamos sin encordarnos. No es una zona que se puede disfrutar, pero continuamos bastante tiempo, aunque sin llegar al Frühstücksplatz. En el camino nos encontramos con los dos que salieron a las 5h que van muy de prisa: no han hecho cima, pero solo porque no se pueden quedar en el refugio, bajaran hoy hasta Randa.

Entrando en la arista lateral

Entrando en la arista lateral

El día siguiente nos levantamos de nuevo a las 2h de la madrugada. Miramos fuera: el tiempo perfecto! Los guías también se ven preparándose, estamos bastante emocionados y nos juntamos a la preparación general. Como no, salimos los últimos, alrededor de las 3:15h, pero vamos a buen ritmo. El hecho de haber pasado el día de antes por el glaciar nos ayuda mucho, vamos seguros sin necesidad de buscar el camino. Hemos formado una cordada de tres y dos de dos personas, yo voy con los más experimentados en la cordada de tres. Mi cordada llega primera al Frühstücksplatz… y finalmente podemos mirar ya la arista principal, lo que nos espera! Solo mirarlo, mi ritmo cardiaco ha aumentado aun más encima de lo que llevaba por el esfuerzo y altura: una arista de roca muy expuesta, seguida de unas palas de nieve empinadas que llegaban a la cima. Se veía una cordada atacando el primer gendarme, luego otras que han llegado mas lejos. Al salir a la arista principal ha llegado el viento también, y aunque no haya ninguna nube, estamos casi a 4000 m y el frío aprieta. Decidimos no esperar a los otros, nos encordamos y empezamos la parte interesante, yo con la adrenalina atope.

De gendarme a gendarme

De gendarme a gendarme

Ya he visto como le ha costado a la cordada anterior pasar del primer gendarme, en libre es de IV grado, que en este frío, altura y exposición psicológicamente me parece un 6a. Menos mal que había una chapa con una cuerda fija de 1 m, para pasar la parte mas vertical, y todos conseguimos pasar sin problemas. Durante de toda la salida mantenemos el mismo orden entre nosotros, yo voy segundo de los tres.

Estamos mirando hacía detrás, y vemos una cordada nuestra parada en el Frühstücksplatz, están mirando la ruta, pero no se mueven. Pasados unos 10 minutos los vemos en el mismo sitio, y después de un rato, desaparecen… ya sabemos que han dado la vuelta, pero no el por que. Y que ha pasado a la tercera cordada? Pero no hay tiempo para pensar, hay que seguir. Vamos en ensamble, bastante rápidos, pero aún así, las cordadas con los guías se nos alejan. Conocen muy bien el camino, van muy seguros y muy rápidos, aunque tengan clientes poco preparados.

La arista es muy chula, pero vamos tensos… hay trozos donde efectivamente no caben los dos pies uno al lado del otro, és como si fuéramos caminando encima de un cuchillo. A los dos lados, una caída de mas de 700 m: a nuestra derecha pala de nieve de 70-75 grados, a la izquierda, roca, de la misma inclinación media. Sabemos que al caer, no hay manera de pararse con el piolet, los otros tienen que tirarse al otro lado, o nos vamos todos para abajo. Es el tipo de sitio que te hace preguntarte: “¿Pero qué hago yo aquí?”

Antes de pasar el último gendarme y ponernos los crampones, tenemos que hacer una parada técnica algo más larga: un miembro del equipo ya no puede aguantar el mal de pancha y tiene que liberar material reciclable de su cuerpo, que no es una operación muy agradable con el frío y precipicio de ese sitio.

Desde lejos, la pala de nieve no parecía muy larga… pero la arista era casi horizontal, solo ganamos 150 m de desnivel pasándola. Nos quedaban mas de 400 m de desnivel! La nieve era en buen estado: dura, bien pisada, pero ha habido unos cuantos puentes de nieve donde tuvimos emociones. Se progresaba bien, quizás un poco lento… la altura, aunque nos hemos aclimatado, se notaba bastante.

Progresando por la pala de nieve

Progresando por la pala de nieve

Cuando nos faltaban 200 m de desnivel, la gente con guías ya estaba bajando. Notamos una persona que iba bastante insegura, parecía muy cansada, y no podíamos no preguntarnos como llegará hasta el refugio en ese estado.

Los últimos 20 m antes de la cima normalmente son escalada en hielo según descripciones de la ruta, y nos hemos preparado con los tornillos necesarios para pasarlos. Sin embargo, los calores de este verano han dejado poco hielo, y el sitio se ha convertido en roca con una capa muy fina de hielo, bastante difícil de pasar… pero al final llegamos a la cima!!! Por cierto, es una de las cimas donde no se pueden hacer reuniones de centros excursionistas, no caben más de 6-7 personas a la vez. Nos aseguramos de la cruz, y podemos disfrutar las vistas: se ve el Mont Blanc, Dent du Géant, el Cervino, …, todo! Que suerte que tuvimos con el tiempo!

Cima!

Cima!

Hacemos las fotos de rigor, y nos preparamos para bajar. Estamos un poco preocupados, sabemos que la mayoría de los accidentes pasa en las bajadas, que el tiempo puede cambiar rápidamente, así que siguiendo con máxima concentración, empezamos la bajada. Y en ese momento llega una cordada de dos, por la arista norte a la cima, una arista que era aún más expuesta. Y son unos hombres de 50 y 60 años! Todo mi respeto… wow! Nosotros seguimos bajando, a buen ritmo, pero dentro de poco nos llegan, nos pasan y desaparecen… impresionante. La bajada, sin problemas, cada vez que estamos más cerca del Frühstücksplatz nos quedamos más tranquilos. Una vez allí, paramos para descansar antes de entrar en la parte menos técnica pero igualmente de agotadora psicológicamente, la arista lateral con la roca friable. Mis compis dicen que si me gusta este estilo de roca, que vaya al Cervino, porque es igual (a ellos no les ha gustado nada hacer el Cervino por la arista Hörnli). Coinciden en que ha sido la salida más difícil de su vida (evidentamente, para mi también), aún más que el Cervino. En los libros pone que es algo más difícil que el Cervino, y los dos señores que han hecho la arista norte y han cambiado unas palabras con nosotros dijeron lo mismo.

"Walk the line"

Llegamos al refugio sobre las 18h de la tarde. La mayoría de nuestro grupo ha bajado ya, nos esperan 2 personas, la cordada que ha desaparecido. Nos explican que el que tenía que ir de primero no sentía muy bien la roca al intentar el primer gendarme por el frío, han estado allí media hora esperando que pare el viento pero al final decidieron bajar. Y la otra cordada simplemente no era bastante motivada para entrar en la arista… también nos cuentan que ha venido el helicóptero para rescatar a una persona! Según la descripción era el hombre que hemos visto muy cansado cerca de la cima, el guía lo ha bajado como ha podido hasta el refugio, donde el cliente se quedó completamente agotado. Hemos quedado muy impresionados de que super-hombres son los guías de por aquí. Estamos muy cansados, pero 2 de los 3 queremos bajar. Nos cuesta convencer el tercero, pero al final le convencemos para bajar, después de comer algo. Empezamos a bajar a las 19h y llegamos al camping un poco antes de las 22h. Un día largísimo, 19 horas de actividad con la pausa de una hora de cenar, en que hemos sumado alrededor de 4700 m de desnivel mucho de ello en terreno técnico. (Mi record personal era de 3800 m, el año pasado en el Elbrus.) Nos quedan 10 minutos antes de que cierren las duchas, una ducha muy rápida y nos vamos a dormir.

El día siguiente subimos con un taxi hasta Zermatt (la carretera esta cerrada a partir de Täsch, no podemos subir con nuestros coches), y hacemos de turista por allí, tomamos las típicas fotos del Cervino, y miramos una fiesta folclórica.

Nota: fotos y vídeo de Alpár Katona.

Voy a Chamonix, no hay condiciones, qué puedo hacer…?

Muchas cosas!!

Cuando pensamos en pasar unos días en los Alpes, nos preparamos para vías de cimas de cuatromiles, de nortes, de corredores larguísimos, goulottes de hielo, aristas interminables, espolones de kilómetro… vías que necesitan unas condiciones y una meteorología concreta.

De repente, llegas a los Alpes para comenzar tus vacaciones, y… llueve entrecortadamente, o cada tarde, o no hay condiciones de nieve… pffff, qué desastre! toda una semana en una gîte, en el fondo del valle😦

Puede ser una GRAN oportunidad para conocer itinerarios de menor exposición, a menor altura, y en entornos tan magníficos y con tanto ambiente como las vías clásicas en altura. Proponemos un caso real y concreto: pasamos una semana durmiendo cada noche en Chamonix, y vamos modificando las condiciones día a día (también reales), y proponiendo alternativas:

Lunes: hay demasiada nieve en las montañas como para irte muy lejos, casi no hay trazas, y no queremos pagar el teleférico hasta Helbronner. Además hay posibilidad de lluvias a partir de mediodía: Solución posible: arista de Cosmiques. Cómo que por qué? Al lado del funicular de la Aiguille du Midi, recorrido corto, con ambiente, y allí no lloverá, sinó que nevará y será menos molesto.

Martes: sigue habiendo nieve en las montañas, y sin trazar, las posibilidades de lluvia son mayores, pero a partir de más tarde… la roca está seca, puede ser una ocasión de tocar crestas a menor altura y que podamos acabar antes de que llueva. Por qué no en las Aiguilles Rouges?? Posibilidades? Inmensas, desde la corta y asequible arête d’Index, hasta la arete de Glière, o arête des Crochues, arête de la Floria

Miércoles: ha llovido por la noche, la roca está mojada, la nieve aún es abundante en altura, la meteo es dudosa… Bueno, otra actividad entretenida es ir a caminar sobre hielo a la Mer de Glace (tren de Montenvers) y montar unas cuantas líneas de escalada sobre séracs. Aparte de ver cómo entrenan otros grupos de alpinistas, estudiantes y aspirantes a guía, y grupos de rescate, nos servirá para entrenar y no machacarnos mucho con grandes aproximaciones.

Jueves: la roca está seca al menos hasta 3000 metros, la nieve puede haberse asentado en altura, pero anuncian más o menos buen día… queremos tocar roca… si no queremos volver a las Aiguilles Rouges, podemos tomar el funicular de la Aiguille du Midi, y bajarnos en la estación intermedia de Plan de l’Aiguille. Desde allí tenemos aristas clasiquísimas y con gran ambiente como la arête des Papillons (a 1h del funicular), la arête des Minettes (más asequible que la anterior) o la traversée des Petits Charmoz, algo más lejos pero con un recorrido variado y asequible.

Viernes y sábado: ha nevado por la noche, la roca no sólo está mojada, sinó que está nevada a partir de 2000m, pero se anuncian dos buenos y grandes días de sol. En altura hay nieve, y riesgo de aludes en pendientes expuestas, no queremos pagar el teleférico hasta Helbronner… Podemos tomar el funicular hasta la Aiguille du Midi, y hacer recorridos bien alpinos como: la arête Midi-Plan, el recorrido de la Pointe Lachenal, la goulotte Cheré sabiendo que ésta está formada, o de nuevo, la arête des Cosmiques, e incluso, la combinación de algunos de estos itinerarios…

Más alternativas:

  • si estuviéramos dispuestos a pagar el funicular hasta Helbronner, podríamos acercarnos a la Tour Ronde, cuya ascensión implica un recorrido asequible de nieve y roca.
  • si funcionara el funicular de Grands Montets (la semana pasada estaba cerrado) se podría plantear la ascensión a la Petite Verte, con recorrido de glaciar y arista.
  • si decidiéramos aprovechar viernes y sábado de buen tiempo para dormir fuera, y no hubiera tanta nieve en las aristas, podríamos acercarnos al refugio Albert I, y desde allí, atacar la arête Forbes, en la Aiguille de Chardonnet.

Colgaremos detalles los recorridos a medida que podamos 😉

Cargando pilas para el puente

Bendito silencio😉 no? Nuestro plantamiento inicial del fin de semana se ha ido al garete, y con ello casi nos afecta para el puente de la semana que viene… Este fin de semana nos quedamos en la urbe barcelonesa, sin acumular puntos de experiencia: el Pirineo está llenito llenito de nieve, y hay que esperar para tener buenas condiciones…

Nos habíamos planteado el famoso corredor de Gaube, y llevábamos varios días vigilando las condiciones. Ha nevado mucho, y eso es bueno para el corredor, pero tememos varias cosas: por una parte, encontrar demasiada nieve haste el refugio [vamos sin esquíes], por otra, existe un alto nivel de riesgo de aludes [aunque ha ido reduciéndose a medida que pasaba la semana, ver artículo en este enlace], y finalmente, falta que haga calor para que se funda la nieve y forme el famoso último resalte de hielo del corredor…

Lástima, pero nos guardamos las cartas en el bolsillo, ya que las acabaremos jugando igual😉

Este fin de semana, a cargar pilas, y realizaremos una jornada práctico-técnica, donde ensayaremos las técnicas de rescate glaciar. A falta de un sitio mejor, estaremos por la Foixarda.

Shackleton en pantalla grande

¡Qué bonito finde hemos pasado! Lluvias, lluvias, lluvias… bueno, y nieve! Porque estamos a finales de abril, y nieva! Ayer los Snow Leopards salieron de su madriguera para realizar una empresa modulable: el circo de Cambre d’Ase, donde, a partir de últimas visualizaciones de terceras personas, había formación. Como la meteo no estaba para tirar cohetes, preferíamos un lugar de aproximación corta y corredores cortos, y en función del día, ir haciendo, uno o dos… El caso es que al llegar a la Cerdanya, vimos claro que no haríamos nada: llovía en toda la comarca, y la visibilidad era bastante escasa en general. A parte de llover, también vimos nevar en la Molina.

Yéndose al garete todas las posibilidades, pensamos aprovechar el día de otra manera y nos fuimos al cine IMAX Port Vell en Barcelona, a ver la película documental sobre la famosa expedición antártica de Shackleton (Shackleton’s Antartic Adventure).

En resumen, son 40 minutos de una mezcla de fotografías realizadas por el fotógrafo de la expedición, algunas cortas grabaciones originales, filmaciones de paisajes, y filmaciones con actores figurantes que reproducen las experiencias de la tripulación de hace casi un siglo. Un correcto y recomendable film para todos los públicos que, para los que conocemos la historia, se hace corto.

No vamos a explicar la historia en este blog, a parte que ya hablamos de este tema hace un par de meses a razón de la exposición presentada en Barcelona con las fotografías originales de la expedición (ver: Atrapados en el -museo de- hielo), pero sí comentaremos una curiosa idea incluida en la filmación:

Shackleton y dos mimebros de la expedición se vieron obligados a atravesar la isla Georgia del Sur, para poder dar aviso de su situación a un puerto ballenero de dicha isla. A principios del siglo pasado, la isla estaba completamente inexplorada, y cubierta de nieve, hielo y glaciares. Para conseguir atravesar la isla en esas condiciones, Shackleton y sus acompañantes se clavaron tornillos y clavos en la suela de las botas para no resbalar en la nieve, cargaron una cuerda con la que se aseguraban entre ellos, llevaban fragmentos de mástil a modo de bastón, y un hacha para cortar el hielo. En esas condiciones, recorrieron la distancia que los separaba del puerto ballenero en 36 horas, sin dormir, subiendo y bajando esas pendientes de nieve y hielo… fue toda una proeza.

Para comprobar la dureza de esta aventura en concreto, se invitó a tres reputados alpinistas de nuestro tiempo para hicieran el mismo recorrido: Reinhold Messner, Conrad Anker, y Stephen Venables, que hicieron el recorrido con materiales actuales y descansando, empleando para ello tres días por cierto, da la sensación que Messner aparece cojeando al finalizar el recorrido (!!)-. Acaban concluyendo que el recorrido era muy arriesgado y lleno de peligros, y lo que probablemente permitió que Shackleton y sus compañeros finalizaran el recorrido fue, precisamente, la ingenuidad de conocer dichos peligros.

Desde estas líneas, recomendamos que veáis la filmación.

PD: Pequeñas biografías (en Wikipedia) de los citados alpinistas:

Estado y detalles del Canal de l’Àliga

Por fin, los detalles técnicos del corredor, y condiciones a 12/Abr/2008.

Primera ascensión: Carles Budi, Rodolfo Sánchez y Josep Viñas, en abril de 1977.

Desnivel: 350m

Época recomendada:
de enero a abril (aunque este año, hasta ahora, no tenía unas condiciones recomendables)

Dificultad, carácter: MD. Corredor bastante encajonado, ofreciendo un buen ambiente. Su dificultad se centra en sus resaltes. Los dos primeros, en función de la ausencia de nieve/hielo, pueden convertirse en obstáculos serios.

Material: 2 cuerdas dobles de 60m. A nosotros nos bastaron las medidas pequeñas de un juego de Camalots (0’3, 0’5 y 0’75), el Alien amarillo, las medidas pequeñas de un juego de tascones, un tornillo de hielo, cintas exprés, y cordinos y mosquetones diversos.

Aproximación:

alrededor de 2h desde Estana (ver acceso y aproximación en este enlace). El Canal de l’Àliga es el marcado en la siguiente imagen:

Conviene reconocerlo para atacarlo directamente desde Prat de Cadí, por si la nieve nos oculta el camino o no está trazado.

En el mapa siguiente marcamos en amarillo un posible camino a seguir desde Prat de Cadí.

Consiste en seguir un camino marcado que parte en dirección este, y al poco, un desvío a la derecha que asciende hacia la ladera. Seguir por el camino hasta llegar a una loma evidente, y ascender por ella. Llegando a pie de pared, deberemos ir flanqueando hacia la derecha. Si es la primera vez que ascendéis el corredor, resulta muy útil mantener contacto visual.

Regreso: alrededor de 1h30. Una vez finalizado el ascenso, se puede hacer cima (Pic de la Costa Cabirolera, 2605m), flanquando hacia la izquierda, o no. En ambos casos la opción más factible es descender por el Canal d’Estana, que es un gran canal situado entre el Pic de la Costa Cabirolera y el Salt del Sastre. Si habéis hecho cima, bastará con realizar una travesía por la cresta/cara sur en dirección oeste, hasta encontrar un acceso que permita descender desde el collado de la Canal d’Estana o incluso seguir hasta la Canal del Cristall. Si no hacéis cima, deberéis seguir avanzando en la salida del corredor flanqueando por la ladera, en dirección al mismo collado, pero pudiendo comenzar el descenso en cuanto lleguéis a una pala de inclinación suave que os permita ver el fondo del canal. Contad con la posibilidad de hacer 2 rápeles de menos de 30m en el descenso por el Canal d’Estana.

Estado:

En general… nos hundimos bastante en la nieve en los últimos metros de la aproximación, en los tramos de corredor entre los resaltes, y en el Canal d’Estana que usamos de descenso. Se puede extrapolar al resto del sector.

Primer resalte: Predominio de la roca, y nieve poco consistente. Se puede asegurar con algún Camalot. Reunión con pitones instalados una vez superado el resalte a la izquierda.

Segundo resalte: Roca, nieve dura, capa delgada de hielo. Difícil de autoproteger, sin embargo, está equipado con pitones. Si hay suficiente grosor de hielo, los pitones quedan enterrados, pero entonces la progresión es bastante más fácil. La salida del reslate es bastante divertida, poniéndose bastante vertical. Se encuentra un reunión una vez superado el resalte a la izquierda. Desde el punto dónde instalamos la reunión inferior (con un Camalot y un tascón) a la superior, empleamos casi los 60m de cuerda.

Tercer resalte: Unos 10m de hielo a porrillo (y en nuestro caso: caídas de pequeños aludes de nieve polvo). Usamos un sólo tornillo para asegurar un poco. Montamos reunión unos metros por encima, en una roca que se dejó😉

PD: Podéis enviar vuestras dudas, comentarios, críticas…

Condiciones de Serra del Cadí, en fotos (12/Abr/2008)

Incluimos las fotos que hicimos el día 12 de Abril, cuando pretendíamos ascender el Canal de l’Àliga. Servirán para que os podáis hacer una idea, y valorar las condiciones en días posteriores… A considerar que había mucha nieve nueva y suelta, con lo que en los lugares donde había nieve acumulada se hacía muy penosa la progresión.

Comenzamos:

Vista general desde la carretera antes de llegar a Estana.

A continuación, en detalle, y de izquierda a derecha:

Pic de la Costa Cabirolera, en la imagen se observa el Canal de l’Àliga, por debajo y un poco a la derecha de la propia cima. También se puede ver el Corredor 1984, graduado con MD, de difícil formación.

El Salt del Sastre (la punta más alta), y la Roca punxeguda (la roca más visible del centro de la imagen), con el Canal d’Estana a la izquierda y completamente en la sombra, y la Canal del Cristall a la derecha. En el centro, el Corredor de la Roca Verda, MD inf.


Puig de la Canal del Cristall, i Puig del Quer. Canales del Cristall, Ordiguer, Sàbat, dels Troncs, Ticó Occidental i Ticó Oriental.


Puig de la Canal Baridana. Por el centro de la ladera y subiendo en línea recta al pico (justo en la sombra) discurre el corredor Rolling Stones, AD sup.

Vista desde el Prat de Cadí, llega la primavera😉

PD: Geniales las fotos, no? Hay que aplaudir a Lori por sus fotografías.

Condiciones del Canal de l’Àliga, Cadí

Iepsssssssss!! El sábado pasado (12/04/2008) ascendimos con éxito la Canal de l’Àliga en la Serra del Cadí (aproximación desde Estana). Ver posts anteriores relacionados con la Serra del Cadí)

Si habéis oído hablar, o habéis leido sobre el corredor, sabréis que está graduado con un exigente MD, siendo uno de los corredores más técnicos de la Serra del Cadí, aunque su dificultad no es para nada mantenida y mayoritariamente asequible, la graduación se puede justificar por su segundo resalte: un muro de 20m (70º o IV/V) , y lo que aumenta su dificultad es sobretodo no encontrar mucho hielo formado. En esta ocasión esperábamos encontrarlo más o menos formado. Y eso fue… más o menos!!!😛

Condiciones:

  • Primer resalte: no está cubierto por la nieve, y hay que ascender unos 15m por una rampa/goulotte en roca.
  • Segundo resalte: unos 20 metros de roca escalonada, cubierta por una capa fina de hielo. Equipada con diversos pitones.
  • Tercer resalte: unos 10 metros en hielo bastante gordote.

Es posible que las condiciones mejoren durante el transcurso de la semana, así que, si lo teníais en mente, en estos días, podría ser la ocasión de subir este año. Atentos a la meteorología.

PD: En breve, detalles técnicos y fotográficos.